¡Una semana en The lake lab!

El pasado sábado comenzó por fin The lake lab. Los niños fueron llegando a lo largo del día y por la noche pudimos hacer actividades para conocernos. ¡El buen rollo estuvo presente desde el principio!

 

El domingo comenzamos con las clases de drones y robótica, y nuestros campers pudieron ver en persona drones como los que aprenderán a construir durante estas dos semanas, aprendiendo qué son y cómo funciona. ¡Les encantó verlos volar!

 

Por la tarde celebramos ¡el campeonato mundial de descenso en flotador! Los niños se lo pasaron genial compitiendo para llegar los primeros mientras se refrescaban. Antes, habíamos remontado el río por sus márgenes haciendo senderismo.

 

El lunes, además de continuar con las clases de robótica y programación, ¡nos tiramos en tirolina! En las clases estamos desarrollando una ciudad inteligente, y el martes aprendimos a construir y programar un semáforo de leds.

 

Y en las de diseño, nuestros campers aprendieron lettering, es decir, dibujaron letras personalizadas y crearon plantillas que servirán para hacer sus propias camisetas.

 

El miércoles celebramos, gracias a PlayStation Talents, la liga PlaySatation, con fantásticos premios y emocionantes partidos. Y después de disfrutar de los videojuegos como jugadores, aprendimos sobre su desarrollo a través de un equipo de trabajadores del juego Rascalt Revolt, que estuvieron hablando largamente con nuestros campers y resolviéndoles sus dudas.

 

Además, visitamos a menudo al pantano de Zahara y descansamos de las actividades en la Playita mientras nos damos un buen chapuzón. ¡Parece mentira que ya haya pasado casi una semana!

 

¡Estamos impacientes por ver que nos traerá la próxima!